De cine

Decía Jeanne Moreau que “actuar es lidiar con emociones muy delicadas. No es usar una máscara. Cada vez que un actor actúa, no se esconde: se expone.” Anna Karina decía que actuación y realidad se simultaneaban y Emmanuelle Riva que “actuar te permite vivir muchas vidas”.

Cine y mujeres con un atractivo denominador en común: la “nouvelle vague”. La «Nueva Ola» francesa, como cuenta Arantxa Luna, reunió el talento de artistas que se encontraban en el mismo lugar al mismo tiempo y cada una de estas mujeres contribuyó a crear un nuevo espacio para las mujeres en el cine de la época: actuar, dirigir, escribir o moda, son algunas de las áreas que impulsaron un nuevo modelo de mujer que vio la modernidad como un vehículo para la creación y para la liberación.

Cuenta la ilustradora argentina Josefina Schargorodsky que descubrió esta corriente cinematográfica en sus tiempos de estudiante universitaria: algo tendría cuando se mencionaba en muchas de sus películas y series favoritas. “El cine de autor de Wes Anderson, Jim Jarmusch e incluso Tarantino. Series de comedia como ‘Portlandia’ o ‘Saturday Night Live’ hacían referencias a escenas específicas de películas de Godard o Truffaut. Me encontré entonces buscando todo el material disponible, me obsesioné con Anna Karina y Jean-Paul Belmondo…”

Partiendo de la película «Masculin féminin», que Godard estrenaba en 1966, y que retrataba la cultura juvenil del París de esa década, Schargorodsky aborda en «Féminin féminin» el perfil de nueve actrices (Anna Karina, Anouk Aimée, Brigitte Bardot, Catherine Deneuve, Claude Jade, Delphine Seyrig, Emanuelle Riva, Jean Seberg y Jeanne Moreau) además de los de la cineasta Agnès Varda y el de la escritora, guionista y directora Marguerite Duras.

Una selección que, para la autora, encarna un nuevo prototipo de mujer que ensalzaba la espontaneidad, la frescura, la libertad, la valentía, el desenfado y la belleza.

Para componer el perfil de cada una de ellas, acompaña su retrato ilustrado de algunos datos biográficos, curiosidades, citas y una película representativa.

La autora ha decidido dejar que Féminin Féminin se impregne de la potente estética de este movimiento: pintando a mano huyendo del preciosismo, recurriendo a las paletas de color limitadas y reproduciendo las tipografías originales de los títulos de crédito de cada una de las películas en las que elige detenerse.

La Editorial Avenauta publica un libro apto para cinéfilos, que agradecerán, además, el esquema final en el que se recopilan las principales características de la nouvelle vague, sus influencias, directores, películas y musas…