DE LA TIERRA A LAS ESTRELLAS

Historias, datos y leyendas entre el cielo y la tierra. De los viajes al espacio a las leyendas del apostol Santiago en la pluma de Lorca pasando por un texto que invita a la reflexión sobre nuestro paso por el mundo. Del plano científico al más poético y espiritual. Tres preciosos libros ilustrados que ponen a nuestra disposición tres viajes de muy distinta naturaleza. Puedes elegir o embarcarte en todos ellos.

 

EL CAMINO / Mario Satz + Yara Kono

 

.

 

«Si te preguntan qué es primero, el pie o el camino,
.
Piensa un segundo, apenas un instante,
.
Y luego di: la huella de los demás.
.
El espacio abierto entre montañas que otros ojos vieron antes que los tuyos, el sendero entre árboles, un vacío para ir y volver
.
Y si te preguntan
.
Qué es primero, caminar o caerse,
.
Responde sin duda que caerse.
.
Primero es el llanto y luego la risa.
.
Hasta que un día tratas de evitar al primero y cultivas el segundo.
.
Por suerte nos caemos antes de dar con el camino que importa y nos levantamos más fuertes para proseguir la marcha.»
.
.
.
.
El sugerente camino de formas geométricas, collages, estampación y estampados propuestos por Yara Kono en El Camino envuelve los textos de Mario Satz invitándonos a reflexionar sobre el camino a recorrer hasta hallar «nuestro camino».
.
Con una mirada positiva, sin obviar los obstáculos que encontraremos sino incorporándolos como parte del aprendizaje que nos ayudará a crecer. Como diría Pessoa: «¿Piedras en el camino? Las guardo todas, algún día construiré un castillo».
.
.
SANTIAGO / Federico García Lorca + Javier Zabala
.
.
.
.
El día del 25 de Julio de 1918 -o quizá fuera la noche- el más universal de nuestros poetas con apenas 20 años, recibió la visita del apóstol Santiago en su Fuente Vaqueros natal. Santiago se encarnó en poema.

La pluma de Federico se deslizaba contando con la sencillez, ternura y ese ambiente costumbrista en el que sabía envolver como nadie sus relatos, otra visita del apóstol Santiago: esta vez, a una pobre campesina.

Sus versos alternaban la narración con el diálogo entre la campesina y los niños. La tituló: Santiago (balada ingenua).

.

.

.
Esta noche ha pasado Santiago
su camino de luz en el cielo.
Lo comentan los niños jugando
con el agua de un cauce sereno.
(…)
Ella vio en una noche lejana
como ésta, sin ruidos ni vientos,
el apóstol Santiago en persona,
peregrino en la tierra del cielo.
(…)
Y comadre, ¿no le dijo nada?
le preguntan dos voces a un tiempo.Al pasar me miró sonriente
y una estrella dejóme aquí dentro.¿Dónde tienes guardada esa estrella?
le pregunta un chiquillo travieso.¿Se ha apagado, dijéronle otros,
como cosa de un encantamiento?No, hijos míos, la estrella relumbra,
que en el alma clavada la llevo.¿Cómo son las estrellas aquí?
Hijo mío, igual que en el cielo.
(…)
La tristeza que tiene mi alma,
por el blanco camino la dejo,
para ver si la encuentran los niños
y en el agua la vayan hundiendo,
para ver si en la noche estrellada
muy lejos la llevan los vientos.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
El poema fue publicado por primera vez en 1921. Ahora, Libros del Zorro Rojo lo reedita enriquecido por las poéticas ilustraciones de Javier Zabala. Caminamos de la mano de sus imágenes por un mundo de ensoñación que nos acompaña durante todo el poema.
.
.
SIN MIEDO A VOLAR / Gill Arbuthnott + Christopher Nielsen
.
.
.
.
Sin miedo a volar nos remonta a los primeros experimentos que pusieron las bases para la conquista del espacio.
El viaje retrofuturista de los primeros valientes que se atrevieron a imaginar que podríamos alcanzar la luna y las estrellas.
¿Sabéis que todo comenzó en Francia en 1783, cuando subieron en un globo aerostático a un pato, una oveja y un gallo? Después llegaron los distintos modelos de aviones, las innovaciones tecnológicas y los protagonistas más destacados en la carrera espacial, los cohetes y los trajes espaciales, la llegada a la luna…
.
.
.
      
.
.
Un libro tan informativo como inspirador para todos aquellos interesados en los viajes espaciales y con una estética retrofuturista que nos sitúa en un alucinante escenario de película de ciencia ficción sesentera.
.
.
.