El arte del Origami. «Las manos se mueven por memoria»

Hace algún tiempo, en una interesante entrevista, la japonesa establecida en España Makiko Sese, a raíz del proyecto «1000 grullas» que promovió tras el tsunami que arrasó su país de origen, nos contaba que, en Japón, «el origami o papiroflexia se aprende desde que tienes 4 añitos algo así -a mí lo único que me queda es grulla-. Las manos se mueven por memoria. También es parte del arte chamánico. Hacer algo con las manos, que es una habilidad que no tienen los animales, transmite cariño y se enseña desde la guardería. Por ejemplo, después del 11 de septiembre en Nueva York se puso de moda el ganchillo. Mover las manos te relaja.«

Iniciativa 1000 grullas

Para conmemorar la exposición dedicada a Hokusai, el Museo Británico nos brinda la oportunidad de introducirnos en el arte del origami a través de una publicación que compagina tres de las tradiciones más reconocidas de la cultura japonesa: el origami, el haiku y la imagen.

ORIGAMI, POEMS and PICTURES / The British Museum

A cada doble página, un haiku destinado a capturar un momento en el tiempo, una obra que refleja la estética ligada a la naturaleza tan presente en su arte e instrucciones con un nivel de dificultad creciente para ir formando figuras de papel. Incluye, además, 50 hojas de papel de origami.

Como contaba Makiko, quien haya experimentado el arte del origami, sabrá que se trata de una relajante actividad que favorece la evasión a través de la concentración y este libro de tapas blandas nos invita a iniciarnos en este arte.