Gerhard Richter | About Painting

Con motivo del 85 cumpleaños del artista alemán Gerhard Richter, el museo de arte contemporáneo de Gante, S.M.A.K., dedica dos de sus salas a la retrospectiva de algunas de las piezas más emblemáticas de uno de los artistas vivos que gozan de un mayor reconocimiento a nivel internacional en Gerhard Richter | About Painting.

 

Considerado uno de los renovadores de la pintura de posguerra, su ecléctico trabajo, impulsado por el experimento, la duda y el azar, reside en el área de tensión entre lo abstracto y lo figurativo. Su obra demuestra que una pintura no es capaz de representar o reemplazar la realidad y cuestiona la imagen en relación al período en el que el artista vive y la crea.

 

   

 

Gerhard Richter, nacido en Dresde en 1932, creció durante la Segunda Guerra Mundial y el período de entreguerras y llegó a la edad adulta entre el comunismo de la RDA y el capitalismo occidental ya que, al finalizar sus estudios en 1961, se trasladó a la Alemania Occidental. Este hecho se convirtió en el caldo de cultivo de sus dudas sobre el efecto de las imágenes que pretendían ser icónicas.

 

En los años 60 comenzó su búsqueda de una nueva pintura europea inspirada y simultáneamente rupturista con el emergente arte pop estadounidense de la misma época y el arte informal que tuvo su apogeo en los años 50. Fue durante esos años cuando, en Düsseldorf, formó parte de un grupo de pintores vagamente vinculados entre sí que pintaron figurativamente. Entre ellos se encontraban Konrad Lueg y Sigmar Polke.

 

1972 fue un año decisivo para él: representó a Alemania en la 36ª Bienal de Venecia y contó con exposiciones retrospectivas en numerosos museos importantes de todo el mundo.

 

 

En 1999 instaló su pieza Black Red Gold en el vestíbulo del Reichstag en Berlín.

 

 

El vitral que diseñó para la catedral de Colonia, ciudad en la que vive y trabaja, se completó en 2007.

 

 

Richter ancla su obra en la realidad pero encuentra ésta tan insegura e inaprehensible que acaba generando imágenes que se autocuestionan. Esto se traduce en su práctica aplicando capa tras capa de pintura, con su característico efecto barrido y, más recientemente, manipulación digital.

El artista explora y expande los límites y el nuevo potencial del medio con actitud autocrítica hacia las imágenes y nos obliga a enfrentarnos con la realidad desnuda de la pintura.

 

La exposición Gerhard Richter | About Painting destaca la forma en que el artista reaccionó a los cambios de la sociedad en los años 60 y 70 y cómo continúa respondiendo al mundo actual a través de su trabajo.

El recorrido parte de las primeras obras del artista, donde las pinturas de cortinas y ventanas de los años 60 y 70 se muestran agrupadas en torno a su primera obra en vidrio, 4 Panes of Glass (1967).

 

 

La disposición en orden cronológico de las obras permite observar la relación existente entre sus primeros trabajos y su práctica artística actual: cada nuevo trabajo supone una nueva solución visual que surge de un trabajo existente, de formular una nueva respuesta o resumir lo que el artista ya había creado.

Una muestra comisariada por Martin Germann que actualiza la exposición organizada en conjunto con el Kunstmuseum en Bonn contando con ocho trabajos de 2017 nunca antes expuestos.

Es tan larga su trayectoria y tan rica y variada su producción que irremediablemente, al final del recorrido uno se queda con ganas de más.

Os dejo con un aperitivo para abrir boca viendo al artista en acción: