Las casas de los clásicos

Quizá el éxito de las páginas dedicadas a la decoración resida en su capacidad para hacernos soñar, para disparar nuestra imaginación y trasladarnos a lugares en los que nos gustaría vivir o poner en marcha nuestra creatividad para ir transformando el espacio del que disponemos…

La profesora de literatura inglesa Susan Harlan tuvo la idea de combinar sus dos pasiones: literatura y decoración. Para ello, hizo una selección de lo más variada de clásicos de la literatura incluyendo desde Orgullo y Prejuicio hasta Frankenstein, pasando por el Gran Gatsby o Pipi Calzaslargas.

Clasificó sus viviendas en categorías: mansiones, castillos, construcciones urbanas, casas familiares, espacios desbordados por la creatividad y casas de campo. A continuación, escogió a la persona encargada de la decoración en cada una de estas novelas, les propuso una entrevista y – de forma tan sorprendente como se puedan imaginar- consiguió que desde Jane Eyre hasta Mrs. Dalloway o Miss Havisham (Grandes Esperanzas) contestasen a preguntas sobre su estilo, influencias, su mayor reto decorativo, el «hazlo tú mismo» del que se sienten más orgullosos o lo que sus amigos opinan de la casa -sin olvidar algún consejo adaptado a las tendencias de nuestros días-.

El resultado de esta imaginativa propuesta es

DECORATING A ROOM OF ONE´S OWN / Susan Harlan

Ni que decir tiene que aderezó cada una de sus encarnaciones con mucho humor y una pizca de acidez al contemplar ciertos convencionalismos desde el punto de vista actual.

Como guinda del pastel, contó con las evocadoras ilustraciones de Becca Stadlander.

Un libro que invita a revisitar los clásicos y a disfrutar de una lectura veraniega con la que seguir imaginando estancias en las que soñar otras vidas.