Letters from Afar

Los niños y jóvenes de la era digital pueden acceder a una cantidad de información inabarcable sin moverse del sofá -ya no tienen que ir a buscarla en la biblioteca-; pueden mantener contacto directo con sus amigos independientemente de lo lejos que estén a través de la pantalla… pero la mayoría de ellos se perderá sensaciones que otros hemos disfrutado tanto como llegar a casa deseando abrir el buzón…

La artista Shawnee Mills ha ideado un proyecto que, no solo hará que volvamos a experimentar la ilusión de recibir cartas, sino que ofrece una fórmula perfecta para despertar la curiosidad por conocer nuevos países y culturas.

Bajo el nombre de Letters from Afar, su proyecto recrea las sensaciones de Isabelle, la curiosa viajera encargada de enviarnos cartas ilustradas contándonos sus impresiones y experiencias en las distintas ciudades del mundo que va visitando.

 

MOTIVADORA FORMA DE APRENDER

Machu Picchu, Reykjavic, Maasai Mara, Andalucía, Taj Mahal… recibir una carta describiendo los paisajes y contando las costumbres en cada uno de estos variados destinos hace que viajes desde tu sofá pero también, que al terminar de leerlas te encamines a buscar más información sobre esos lugares y su cultura.

Una preciosa forma de ir descubriendo el mundo y de despertar la curiosidad y el respeto por lo que en cada rincón éste nos ofrece escapando de las fronteras de la edad.

Letters from Afar supone, además, una forma motivadora de poner en práctica el inglés aplicando su utilidad: comunicarnos con personas de distintos países.

Para aquellos interesados en el proyecto que prefieran su versión en castellano, no lo pierdan de vista porque ésta está entre sus planes de futuro inmediato.

 

  

 

CADA DETALLE ES IMPORTANTE

Se trata de una iniciativa que ha cuidado tanto todos los detalles, que te hace sentir que conoces el buen hacer de las personas que hay detrás de ella:

Está tan bien pensada, que dona una parte de su beneficio a la organización sin ánimo de lucro Pencils of Promise, dedicada a la construcción y mantenimiento de escuelas en las comunidades menos privilegiadas alrededor del mundo.

Tanto, que en su concienciación con el respeto por el medio ambiente, utiliza papel 100% reciclado.

Ya mencioné mi añoranza por un tiempo en el que los personajes de referencia fueron exploradores. Letters from Afar nos acerca hoy a la inspiradora exploradora inglesa del siglo XIX Isabella Bird* (es ella quien da nombre a la protagonista de las cartas).

Su cuidada estética consigue transpirar esa atmósfera de cartas que llegan tras haber recorrido un largo camino y su artífice se ocupa de que sea su bonita caligrafía la que informe al cartero del nombre y dirección de cada destinatario.

Además, Isabelle incluye preciosos sellos antiguos de diferentes países acompañando sus misivas (también reciclados).

 

 

 

Por si la emoción de esperar cada mes la carta desde el nuevo destino de Isabelle no fuese suficiente, una novedad a partir del mes de junio, es que, cada mes, es que Isabelle enviará junto a su manuscrito un objeto asociado al país visitado a cinco suscriptores elegidos al azar. Ya están en camino cinco flautas desde la India, ¿quién las recibirá?

 

Si quieres estar entre los candidatos a recibir un mundo de sorpresas en tu buzón, puedes encontrar la información para tu suscripción mensual en el siguiente enlace.

 

 

*Isabella Bird fue la primera mujer en ser elegida por la Royal Geographical Society. Fue exploradora del lejano Oriente, escritora, fotógrafa y naturalista y dio tres veces la vuelta a la Tierra. Las cartas que escribió a su hermana relatando sus aventuras, fueron publicadas y le valieron un gran reconocimiento en vida.