Naturaleza hechizada


La naturaleza, en cambio perpetuo, nunca deja de sorprendernos; pero ¿qué pasa si le añadimos un poco de magia extra?

Los creadores de De Grote Schijn nos proponen un recorrido que nos permita experimentarla de una manera única gracias a los sugerentes efectos especiales diseñados expresamente en armonía con el entorno de Rivierenhof, uno de los lugares verdes más visitados de Amberes: sonidos envolventes captados en la propia naturaleza -las gotas de agua, el crujir de los árboles o hasta el flujo de la savia en primavera-, composiciones dignas de los mejores escenarios y una iluminación sin estridencias nos trasportan a otros mundos y nos hacen sentirnos partícipes de una vida secreta de la naturaleza cuando cae la noche.

De los bosques encantados a Twin Peaks, de Alicia en el País de las Maravillas a las capas subterráneas de la corteza terrestre… En cada recoveco del camino, nos aguarda una nueva sorpresa: ¿son libélulas o danzarinas hadas?, ¿lava de un paisaje volcánico o un laberinto construido por animales subterráneos?, ¿capullos de orugas gigantes o lámparas de un palacio encantado?… Hay tantos y tan evocadores escenarios que salí convencida de que en dos visitas diferentes, la percepción final puede producir sensaciones completamente distintas desde avivar nuestra más cándida fantasía hasta el misterio que te cala hasta los huesos.

Ante esta espectacular y estratégica iluminación, los árboles se convierten en esculturas, hay entradas que parecen conectar con un nivel más profundo de la Tierra y algo que se mueve entre las ramas genera un tintineo que nos hace pensar en los duendes del bosque…

A menudo los planes familiares hacen referencia a planes en los que los adultos acompañan a los niños para hacer cosas en las que los padres disfrutan básicamente viendo lo bien que se lo pasan los hijos. Esta propuesta de un paseo familiar por Rivierenhof en el momento menos habitual para visitarlo: cuando cae la noche y tienen lugar los hechizos, hará disfrutar por igual al público de todas las edades. Solo hay que dejarse llevar.

Si estás en Amberes o tienes planes de venir en las próximas tres semanas, del 25 de octubre al 11 de noviembre, más que recommendable: De Grote Schijn. Por cierto, han habilitado una zona en la que pedir algo para cenar antes o después del recorrido y se agradece.