Naturaleza Ilustrada

Este año celebrábamos el Día Mundial del Medio Ambiente a la negra y alargada sombra de una decisión que probablemente acarree consecuencias irreversibles para este Planeta que generosamente nos alberga. Quizá si quienes hoy están en el poder hubiesen leido libros que les inculcasen que estamos indisolublemente conectados con nuestro hábitat y que uno de los retos de la humanidad es el aprender a preservar, convivir y sobrevivir en él, la decisión habría sido muy distinta.
Aún queda mucho margen para que cada uno pongamos nuestro granito de arena y mucho por aprender sobre la madre Tierra junto a quienes ejercerán el poder mañana.
m
La mejor noticia es que he descubierto maravillosos libros ilustrados que nos hacen muy apetecible la tarea. Libros que, definitivamente, transformarán nuestras próximas salidas a la naturaleza y enriquecerán la relación con nuestro entorno:
1
1
1
1
1
A menudo vivimos tan desconectados de la naturaleza en nuestro día a día que, ahora que encontramos de todo en los supermercados en cualquier época del año, escuchamos eso de que hay que comer productos de temporada y hasta a los mayores nos cuesta reconocer cuáles son. A Sofía le pasaba lo mismo, pero tiene la suerte de irse a casa de sus abuelos en las vacaciones y, junto a ellos, aprenderá a sembrar y cuidar de un huerto.
Una vez que el huerto está en marcha, la rutina poco tiene que ver con ir al supermercado y coger lo de siempre; cada estación requiere unas labores distintas y produce frutos diferentes. De la mano de Sofía, conoceremos las herramientas empleadas, los contratiempos y el papel que los insectos juegan en ese ecosistema.
Ya de vuelta en la ciudad, la protagonista de la historia recibirá un paquete sorpresa: su abuelo le envía semillas para que siga cultivando en casa.
 m
 m
Una de las características esenciales de la ilustradora infantil de origen holandés aunque afincada en Francia desde la década de los 50, Gerda Muller, ha sido reflejar a lo largo de su obra su amor por la naturaleza.
En Mi huerto, Muller combina viñetas que ilustran las acciones de la historia con escenas en las que se detiene en los elementos del jardín: vegetales, insectos, herramientas, flores… A nivel de composición, me parece un acierto ese corte horizontal con el que nos muestra lo que nunca vemos: qué pasa bajo tierra, cómo van variando los vegetales, raíces y animales subterráneos con el paso de las estaciones.
Al final, contamos con unas páginas extra en las que introduce las familias de vegetales (floración, bulbo, hojas, etc.).
 m
 m
Una historia para apreciar el tiempo compartido con los abuelos y todo lo que podemos seguir aprendiendo fuera de la escuela.
Gracias a sus encantadoras e informativas ilustraciones, Mi huerto es el complemento ideal para quienes estén planteándose plantar un huerto urbano junto a sus hijos o para quienes deseen hacerles partícipes del paso de las estaciones, de los orígenes de lo que comemos, los procesos de crecimiento en la naturaleza y los trabajos previos que requieren los vegetales antes de llegar a nuestras mesas.
 1
1
1
1
1
1
Así de entrada los bichos no tienen muy buena prensa: a menudo resultan molestos, asustan o hasta los usamos para denominar algo que no nos gusta -me viene a la cabeza aquel vídeo de «contigo no, bicho«-. Pues nada como El gran libro de los bichos para que los miremos con otros ojos y empecemos a apreciarlos no solo por su diversidad y utilidad sino también por una belleza que, salvo contadas excepciones, a menudo nos pasa desapercibida.
m
 
 m
Preguntas que todos nos hacemos, respuestas claras y escuetas para explicarnos las diferencias entre bicho e insecto, cómo nos ayudan los insectos, sus ciclos de vida, dónde viven, cómo se guían en la oscuridad, o peculiaridades como cuántos lunares tienen las mariquitas, cómo hacen música los saltamontes o por qué van en fila las hormigas …
Todas estas curiosidades, junto a las envolventes ilustraciones, hacen de este libro de Yuval Zommer publicado por Editorial Juventud, una interesante propuesta para pasar amenos momentos aprendiendo y deteniéndonos a observar todos esos detalles que el mundo natural atesora.
¿Empezamos por jugar a con el reto de localizar los insectos que nos proponen en las imágenes?
m
 
 m
m
m
m
m
m
La introducción del editor recurre a dos citas célebres:
Einstein dijo: «No poseo talentos especiales. Solo soy apasionadamente curioso«… y esa curiosidad nos ha hecho progresar de forma imparable. 
Mark Twain afirmó: «la realidad es más extraña que la ficción» y nada como adentrarse en los misterios del mundo natural para confirmar su cita.
Yo diría que solo hace falta abrir NATURAL WORLD. A compendium of Wonders from Nature por dondequiera que el azar o la curiosidad nos sugieran y las preciosas infografías a toda página de Owen Davey y su estilo con cierto aire retro, harán el resto.
m
 
 m
El componente visual de este libro de gran formato es tan atractivo que incita adescubrir las innumerables sorpresas y conexiones de la naturaleza explicadas en los textos que las acompañan.
Escritos y diseñados por Amanda Wood y Mike Jollie, los concisos textos nos permiten acceder al porqué de la apariencia y el comportamiento de las distintas especies basándose en su evolución para sobrevivir.
Natural World es un libro sin principio ni fin, tan bien pensado para facilitar nuestras consultas que, a nivel de diseño, marca con flechas de distinto color el contenido dedicado a los ecosistemas, el dedicado a las especies de animales y plantas y el dedicado a las adaptaciones evolutivas que cada especie ha desarrollado para sobrevivir en su medio.
 m
 m
Como si nos sentáramos ante una «cámara de las curiosidades» en papel, grandes y pequeños podemos asombrarnos de lo rápido que pasa el tiempo encontrando respuestas a misterios que nunca supimos resolver y hasta a algunos que ni siquiera nos habíamos planteado: los «superpoderes» de los animales que viven en la oscuridad, la vida en el desierto, los animales cuyos colores advierten de su peligrosidad a los predadores y los animales «impostores» que los imitan o cómo identificar las hojas de los árboles, ¿sabíais que el tipo de clima influye en sus formas?…
 
 m
Por lo demás, un libro muy cuidado: incluye tres marcadores para facilitarnos las consultas conectando lo aprendido, la cubierta se convierte en un precioso póster desplegable y la calidad del papel es un lujo.
La naturaleza es una fuente inagotable de inspiración para los creadores, ya sean ingenieros o artistas quienes fijen su atención en su funcionamiento o en su belleza. Las alas del Avecedario que ahora nos propone Kalandraka nos ofrece una forma mucho más poética de aproximarnos al reino de las aves.
El poeta y maestro Antonio Rubio ha creado un abecedario al hilo de los nombres de las aves más variopintas. «No vamos a entrar en un abecedario cualquiera, vamos a entrar a un ‘avecedario’ repleto de aves; por sus letras vuelan y cantan pájaros.»comenta el autor.
De la A de la avestruz a la Z del zorzal pasando por el búho, el cuco, el dodo, el estornino, el frailecillo, el gorrión, el herrerillo, el ibis, el jilguero, el kiwi, el loro, el mirlo, el negrón, el ñacurutú, la oropéndola, el petirrojo, el quetzal, el ruiseñor, el sisón, la tórtola, la urraca, el vencejo, la wilsonia, la xanthogastra o el yerbero. Yo de algunas de ellas no conocía ni el nombre. Lo mejor es que cada una le ha inspirado un poema cargado de sugerentes detalles sobre esa especie: referencias a su apariencia, sus movimientos, sus habilidades y costumbres o a su procedencia.
«Como soy un buen contemplador de aves y un afanoso versificador, supongo que en algún momento, empecé a garabatear un poema sobre la golondrina o el gorrión… Después me plantearía continuar haciéndoles versos a todos mis pájaros familiares y cercanos. Por último, pensaría que el abecedario es un buen bosque, o una buena pajarera.» – cuenta Antonio Rubio a propósito del origen de este poemario.
28 poemas que, como el singular trino de cada especie, nos adentran en una gran variedad de registros con las características comunes de su riqueza de vocabulario, el gusto por los juegos de palabras y sonoridades y un marcado tono lúdico.

El otro gran acierto de este ejemplar ha sido contar con las maravillosas ilustraciones de Rebeca Luciani. En referencia al Avecedario, cuenta la ilustradora argentina: «Siempre me gusta involucrar al lector en la imagen, que se sienta lo más parte posible de ella. Por eso me gusta captar momentos que duran segundos; es como volver al lector en “fisgón” de una situación íntima y que dura ‘nada’ en el tiempo. Incluso a veces me gusta colocar al lector en el lugar de quien dibuja, como en el caso de la ilustración que acompaña el poema dedicado a la oropéndola.»

¿Se puede ser exuberante y sutil a un tiempo, combinar la poesía y el sentido del humor en un dibujo? Les sugiero contemplar las ilustraciones de Luciani para el Avecedario antes de contestar…

 

Una oportunidad excelente para introducir a los niños en el mundo de las rimas.

 

 

INVENTARIO ILUSTRADO DE FLORES

 

Nuestra penúltima propuesta deja a un lado el reino animal para adentrarse en otras grandes protagonistas del mundo natural, ésas que saben captar nuestra atención como nadie y no necesitan de guiño alguno para conquistarnos: las flores. La Editorial Kalandraka nos presenta su Inventario Ilustrado de Floresun precioso catálogo para ayudarnos a identificar más de 60 especies de diversas partes del globo.

Parte de una colección de inventarios clasificatorios de los distintos seres que pueblan nuestro hábitat, este nuevo volumen vuelve a contar con el tándem Emmanuelle Tchoukriel – Virginie Aladjidi.

Las fieles ilustraciones de Emmanuelle Tchoukriel -especializada en ilustración médica y científica- nos permiten disfrutar de un universo poblado de flores silvestres y cultivadas. Rotulador, tinta china, y acuarela, sirven a la ilustradora francesa para recrear la apariencia de los cuadernos de campo. Además, Tchoukriel nos permite observar algunas peculiaridades de la especie a través de la lente de una lupa ampliando detalles de las raíces, los pétalos o de sus semillas.

 
 m
m
mmm
m
m
m

Pero, empecemos por el principio: las autoras han decidido de manera muy acertada introducirnos paso a paso en este apasionante mundo. Ahora que ya conocemos las partes de la flor, los secretos de la polinización y de su crecimiento, estamos listos para avanzar un paso más en nuestro florido inventario.

Los textos de Virginie Aladjidi, encabezados por el nombre común y el científico de cada uno delos ejemplares representados, nos indican su procedencia, curiosidades, su época de floración o detalles acerca de su conservación y aplicaciones medicinales y culinarias.

Un libro que hará las delicias de todo amante o aprendiz de las plantas.

 

 

¿QUÉ PLANTA CRECE AQUÍ?. Texto e ilustraciones: Constanza Droop

 

 

La editorial Blume ha decidido echarnos una mano intentando contestar las innumerables preguntas que los niños de 2 a 4 años plantean casi sin descanso. Para ello, ha ideado una colección de libros con textos breves y sencillos, coloridas y detalladas ilustraciones y consistentes solapas con las que desvelarnos curiosidades de una forma lo más participativa posible.
 

¿Conseguiremos que no se nos resistan muchos de los ¿qué?, ¿cómo? y ¿por qué? relacionados con temas que forman parte del día a día de los niños?.

En esta ocasión, nos introduce en el mundo de las plantas invitándonos a tocar superficies en relieve, buscar animales, descubrir procesos levantando solapas…

A través de sus protagonistas, Elena y Tomás, compara y nos muestra las interactuaciones entre distintas especies, nos cuenta qué hacen las abejas en la flor, nos aproxima también a las plantas que crecen en el campo, el huerto o el jardín, a su desarrollo a lo largo del año y a sus propiedades.

 

 
 

Una lectura que convierte la naturaleza en un espacio de experiencias por descubrir, enseña a entender los procesos e inspira a que los niños presten atención a las plantas que esta primavera crecerán a nuestro alrededor.