Pascua

 

KIJK, KONIJNEN / Daphne Louter

 

Me encanta ver cuando mis hijas eligen un libro por su cuenta y pueden concentrarse en cada detalle de sus ilustraciones mientras inventan sus propias historias y las preciosas y muy detalladas ilustraciones de este libro sin palabras de Daphne Louter son perfectas para disfrutar de ese plan.
.
De hecho, los libros sin palabras no solo son una excelente manera de ayudarlos a desarrollar su imaginación y despertar la creatividad, sino que también ayudan a desarrollar la comprensión y una mayor conciencia de cómo se estructura una historia.También son perfectos para que primeros lectores con dificultades puedan disfrutar de un libro y crear experiencias literarias positivas sin el estrés de leer palabras. Además, son excelentes para la lectura activa: pueden señalar cosas juntos, hacer sonidos y representar la trama …
.
.
.
No se necesitan palabras para mostrar un día muy lúdico en la vida de estos lindos conejitos pero, si les das la oportunidad, los niños siempre nos sorprenderán con su imaginación y habilidad para contar historias.

 

GETTING READY FOR SPRING / Kathryn Selbert

 

 

Este libro de pegatinas plagado de coloridas y primaverales ilustraciones a doble página nos está ayudando a pasar estos días sin escuela con las más pequeñas de la casa.

A la pequeña le encantan los dibujos e ir nombrando todos los animales y objetos que aparecen en ellos.
La mayor disfruta de las más de 130 pegatinas que incluye, cada doble página sugiere una actividad relacionada con la primavera y, aunque inevitablemente incluye algunas para realizar al aire libre, nos quedan muchas que podemos realizar estos días: decorar y esconder y buscar huevos de pascua, colaborar en una limpieza general o cocinar juntos (no se trata de un tutorial pero para eso ya contamos con internet).

Por último, un busca y encuentra de determinados elementos a lo largo de todo el libro en el que las dos pueden participar.

 

PIPPA EN PELLE / Daniela Drescher

 

 

Llevaba un tiempo sintiendo curiosidad por estos dos personajes que aparecían en mi camino con cierta asiduidad. Ahora sé por qué lo hacían: sin duda, gran parte de su éxito reside en los personajes creados por Daniela Drescher y el entorno que les rodea. Drescher ha conseguido aunar en esta serie una simplicidad y belleza perfectamente adecuadas a los más pequeños de la casa.

 

 

 

Pegados al paso de las estaciones, sus sencillos textos describen un día en la huerta o un paseo en un día de verano. Por aquí, no hay día que no encontremos en algún momento a los más pequeños simulando su lectura deteniéndose a relatar lo que recuerdan de la historia mezclado con los detalles que muestran las delicadas ilustraciones.

Las hojas de cartoné nos dan la tranquilidad de que estos libritos de pequeño formato -muy manejables para los pequeños- nos seguirán acompañando muchas tardes más.