Un Manifiesto Creativo

 

Propongo hoy comenzar con un manifiesto:

 

 

Es la declaración de intenciones compartida por Amanda Blake Soule bajo el título de THE CREATIVE FAMILY MANIFESTO y su autora lo comparte con la firme intención de hacernos partícipes de las rutinas, celebraciones y actividades creativas que forman parte de su hogar y del proceso educativo de sus 5 hijos.

 

 

Esta blogger que fue pionera en compartir sus rituales familiares, reconoce que la experiencia de la maternidad despertó en ella una gran creatividad y que, desde el nacimiento de su primer hijo hace 16 años, se ha dejado sorprender y contagiar por el derroche de fantasía e ingenio de los niños en lugar de intentar imponerles sus propias ideas.

Bajo esta premisa, nos ofrece una ordenada guía práctica para todos aquellos que tenemos el deseo de que la creatividad en el más amplio sentido de la palabra forme parte de nuestro día a día con los más pequeños de la casa.

La reconocida autora promete que esta celebración de la imaginación no solo nos ayudará a que experimentemos divertidos momentos juntos; crearemos nuevos vínculos entre los miembros de la familia, nos conoceremos mejor y les daremos herramientas para expresarse;  además, los adultos encontraremos nuevas formas para concentrarnos, relajarnos, expresar nuestra propia creatividad y transformar nuestras rutinas.

 

 

Los contenidos se agrupan en 4 temas introducidos por ilustraciones de Julianna Swaney: reunión, juego, vida y conexión y, en ellos, Amanda no solo desarrolla de manera detallada y muy accesible las actividades que han formado parte de su vida familiar, también la filosofía que yace bajo cada una de ellas, los valores transmitidos y aspectos prácticos como dónde conseguir y almacenar el material.

Un libro muy inspirador y accesible que, sin duda, nos servirá de motor para tener la creatividad mucho más presente.

 

FEEDING A FAMILY

Si se trata de incorporar la creatividad a las tareas diarias, la cocina nos ofrece una oportunidad única para empezar a aplicarla. Las cenas suelen convertirse en el momento en el que la familia se reune en torno a la mesa y hace balance del día pero, no estaría mal involucrar a los niños también en su preparación…

 

 

FEEDING A FAMILY recopila 100 recetas clasificadas según los productos de temporada en las distintas estaciones del año. Pero Sarah Waldman no solo ha pensado en que éstas fueran fáciles de preparar, adaptables a los gustos y necesidades de cada familia y saludables.

La nutricionista, basándose en su propia experiencia, ha ideado un libro cargado de pistas para involucrar a los niños en su preparación especificando qué tareas pueden realizar en cada receta, para estimularles a probar aquellos alimentos que no les entran por los ojos y para poner reglas en torno a la hora de comer -respetando sus preferencias sin relegar el educarles-.

Waldman incluye recetas dulces y saladas, consejos para planificar los menús semanales, la compra, la despensa, para elaborar una segunda receta a partir de los restos de otra, para adaptarlas a los bebés e incluso para adelantar algunas tareas en la cocina…

 

 

Introducciones personales que nos acercan a su modo de vida e ideas muy prácticas que quedan aún más claras gracias a un diseño muy cuidado.

Las ilustrativas fotografías de Elizabeth Cecil ambientan a la perfección ese clima familiar en torno a la comida.

Totalmente recomendable.

 

FABULOUS FELT

Para los que quieren dar un paso más, a los niños les motivará elegir su figura de fieltro favorita, copiar y recortar los patrones y, quién sabe, quizá hasta enhebrar la aguja y atreverse con sus primeras puntadas…

 

 

Corinne Lapierre ha ideado 30 motivos fáciles de realizar en fieltro: muñecas, casas y animales, diversos artículos decorativos para colgar, gallinas expertas en mantener calentitos los huevos en la huevera, broches, fundas para cojines, organizadores, calentadores para las tazas…

Para iniciarnos necesitamos materiales muy básicos: fieltro de colores, hilos, tijeras, alfileres, relleno… Lapierre se encarga de explicarnos paso a paso las técnicas para transferir los dibujos, las distintas puntadas, cómo añadir el colgante o añadir el relleno…

 

                              

 

Como en el caso anterior, Lapierre también ha pensado en que asociamos cada época del año a celebraciones que disfrutamos decorando de una forma determinada: Navidad, Hallowen, las Pascuas, flores, sardinas rellenas de la lavanda producida en verano…

 

      

 

Espero que estos inspiradores libros siembren una semillita y os decidan a poneos manos a la obra con los pequeños de la casa.