El principio del placer de la lectura

 

Muy a mi pesar, carezco de buena memoria; pero aún recuerdo la cartilla con la que aprendí a leer. ¿Se acuerdan de sus inicios en la lectura?

 

Aprendo ahora que existen dos grandes métodos para enseñar a leer a los niños:

  • El analítico parte de lo que vemos escrito. El niño aprende a separar las letras, luego formar sílabas y, por último, palabras. Demanda aislar las letras como estímulos individuales y atribuir un fonema a cada grafema. El resultado es una lectura mecánica carente de significado.
    En él se basan la mayoría de metodologías.
  • El global se centra en asociar significados a la palabra escrita completa. La palabra se percibe como un todo con una forma asociada a un significado. Requiere una capacidad de discriminación más compleja que las letras y son los espacios entre palabras los que facilitan que el niño las perciba como una globalidad. El proceso de síntesis añade velocidad lectora. Se trata del mejor método de acceso a la lectura en niños con discapacidad psíquica.

 


Ambos métodos son complementarios entre sí. En el colegio, se suele hacer una primera aproximación a la lectura usando el método global: observando semejanzas visuales entre palabras ( por ejemplo, agrupando las que empiezan por la misma letra), seguida de una lectura comprensiva. La insistencia en un método u otro dependerá de las necesidades del niño en cada momento del desarrollo de dicha capacidad. *

Teniendo muy en cuenta la importancia de que la iniciación a la lectura logre despertar el interés de los pequeños y sumergirse en las páginas de un libro se asocie a momentos de entretenimiento y disfrute, recomiendo hoy libros con los que despertar el interés por la lectura, aprender a reconocer objetos y asociarlos a la palabra escrita y una colección especialmente pensada para potenciar la lectura de una manera amena y más interactiva:

.

.

¡LOS OSOS NO LEEN! / Emma Chischerton Clark

.

… Quizá deberíamos decir que la mayoría de los osos no leen pero al protagonista de nuestra historia le pasa justo lo contrario: se aburre de la vida de oso, pescando y charlando sin más. Un día encuentra un libro en el bosque y, fascinado por él, decide ir a la ciudad para devolvérselo a su dueña y, de paso, pedirle enseñe a leer. 

.

.

Se trata de un libro cargado de ternura que nos hará reflexionar sobre los prejuicios y la falta de ellos, a través de las distintas actitudes que los personajes que aparecen en él adoptan ante la llegada del oso. Pero sobre todo, es un libro que contagia el amor por la lectura y nos hace sentirnos privilegiados por aprender a leer.

.

Totalmente recomendable para ofrecer un extra de motivación a los niños que se inician en la lectura y, en especial, para todos aquellos que en ocasiones se sienten tentados a tirar la toalla.

.

.

 

PIM PAM PALABRAS / Susie Hammer

.

.

Pim Pam Palabras es perfecto para entrar en el mundo mágico de los sonidos, las primeras palabras y las letras que las constituyen.

La pequeña Lulú nos acompaña en un recorrido por coloridas estancias repletas de objetos familiares para los más pequeños de la casa. De la escuela a la habitación y de la cocina a la panadería, tendrán que buscar determinados objetos en la página de al lado.

 

       

 

Los más pequeños, pondrán en práctica su capacidad para identificar objetos. Para los que se encuentren en los inicios en la lectura, este libro ofrece una oportunidad para sentir la recompensa de verse capaces de leer las primeras palabras y frases cortas en un libro.

 

 

EL ZOO DE LAS LETRAS / Editorial Bruño

 

 


Se trata de 32 cuentos de la A a la Z escritos por la autora argentina Beatriz Doumerc, encuadernados de manera individual y englobados dentro de una manejable caja si se adquiren de manera conjunta.

Cada cuento está dedicado a un fonema. Para ello, Doumerc recurre a la aliteración constante y los diseñadores de la colección a la no habitual y muy acertada en esta época del aprendizaje, diferenciación visual del grafema destacado en otro color.

 


Para incidir en la comprensión lectora, desarrollar la capacidad de síntesis, la ampliación de vocabulario y la capacidad de deducir conclusiones, las páginas finales de cada historia cuentan con sencillas preguntas que la conectan con experiencias de la vida cotidiana.

Incluye, además, ejercicios dedicados a la discriminación de sonidos y palabras, la asociación de imágenes a palabras, la escritura de cada grafema o la coordinación visomotriz.

También incluye ideas para jugar, nombrar y ampliar el vocabulario, y así estimular los primeros conocimientos, el pensamiento abstracto y la iniciación a la lectura.

 

La propuesta final consiste en las versiones en minúscula y mayúscula de cada letra destinadas a ser coloreadas y recortadas. De esta forma, los lectores podrán combinarlas entre sí para formar palabras.


* Información relativa a los métodos de iniciación a la lectura procedente de elbebe.com